kabbalah

Kabbalah -Cábala

Posted on Posted in Entradas
V:.M:. HH y HHnas.  TODOS EN VUESTRO GRADO Y OFICIOS
“La Cábala es como una semilla que una vez plantada en nuestra conciencia comienza a trabajar en secreto y termina por germinar como el único conocimiento que nos abre las puertas de la sabiduría eterna”
Sobre la Cábala y sus orígenes se conocen algunas teorías. La primera de ella establece que fue el mismo Arcangel Ratziel quien se lo entregó a Adam para asegurar su regreso al hogar dejado atrás junto a su Padre Celestial de donde proviene el Alma de todos los hombres. Una segunda teoría, asegura que fue Enoch quién después de ascenso a los cielos regresó a la tierra y se reveló a Abraham las maravilla que presenció. Otra asegura que desde los tiempos de Melchizedek  fue quién trajo su conocimiento a la tierra. Aún sin tener certeza sobre su origen, lo cierto es que la Cábla contiene los secretos para revelar los grandes misterios de las escrituras sagradas.
Para alcanzar un conocimiento completo de las claves de la sabiduría, la Cábala ofrece dos formas de abordarla: De un lado,  se encuentra la Cábala especulativa, permitiendo esta conocer sus aspectos esotérico y filosófico mediante el análisis de las leyes de la formación del Universo y la existencia del Hombre. De otro lado nos encontramos con la Cábala práctica mediante la cual el hombre puede ascender hasta los planos divinos más cercanos a Dios, adquiriendo así un carácter mágico por los métodos que utiliza para invocar las fuerzas benefactoras del Cosmos, creando un vehículo espiritual llamado Merkhabah. El conocimiento cabalístico puede clasificarse en cinco partes: la primera estudia la Cábala oral, recibida mediante revelaciones directas, la segunda hace referencia a la Cábala escrita, la tercera sería la Cábala Literal basada en la relación con las Sagradas Escrituras y su interpretación a través de la Gematría, el Notaricom y la Temura, la cuarta aborda la  Cábala Simbólica basada en el Árbol de la Vida y la quinta nos habla de la Cábala práctica que utiliza las leyes de la correspondencia para producir cambios en la vida presente, constituyéndose así en un Código que une la conciencia del hombre con  la Conciencia de Dios. Mediante su estudio es posible descifrar los secretos del universo y abrir las puertas de nuestros códigos genéticos tanto físico como espiritual y que nos permite convertirnos en seres renovados.
El primer gran código que podemos encontrar en la Cábala es  el Deseo Eterno e Infinito de Dios de Compartir y Dar absolutamente todo a su creación, siendo el hombre una parte de ese todo creado, al tiempo que toda su Creación Inteligente recibió la Orden de Recibir.
Así, el Misterio de la Existencia se circunscribe a la necesidad de Dios de Dar y el Deseo de Recibir de todo lo creado como una condición intrínseca de su naturaleza fundamental, creando un perfecto balance entre las fuerzas positivas: El deseo de Dar y las negativas el Deseo de Recibir. Esta condición desencadena un estado de vergüenza en lo Creado al recibir sin dar nada a cambio, por lo que se produce un plan con fines Sagrados de Auto Restricción, renunciando voluntariamente para hacerse digno y restringiéndose a recibir lo que Dios ha querido entregar en su infinito Amor. Esta autorestricción crea un desbalance en todo el Universo dando lugar a la manifestación de las fuerzas del mal. Es aquí donde el libre Albedrío entra para crear un nuevo estado “el EGO”  olvidando así el propósito de su existencia, de Recibir para Compartir todo lo que ha recibido. Este nuevo estado se convierte entonces en el origen de todo mal en el Universo, al ser en sí mismo un deseo impuro.
La Cábala enseña que el deseo de recibir y de tener es propio en todos los seres humanos, pero ante su presencia se debe pensar de qué manera podemos hacer las “correcciones” para que podamos también traer felicidad a nuestros semejantes. Esto es, Recibir para Compartir, la ley oculta pero inexpugnable sobre la que funciona el Universo.
Ante esta Sabiduría Oculta a los seres humanos, la Masonería desempeña un papel fundamental al ocuparse de descubrir los grandes Misterios que le permitirán a la humanidad realizar las “correcciones” haciendo uso debido de su libre albedrío y retomando el camino a la casa del Supremo.
ES MI PALABRA, V:.M:.
ELIZABETH TUBERQUIA VANEGAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *