pensar

Aprender a pensar

Posted on Posted in Entradas
La masonería a través de sus integrantes lleva siglos buscando el  perfeccionamiento humano bajo un concepto integrador del GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO con premisas de LIBERTAD IGUALDAD y FRATERNIDAD, influenciando gobiernos, gestando guerras de independencias o trabajando silenciosamente por la humanidad entre otras.
Pero mi propio trabajo, mi aprendizaje dónde queda?  Queremos aprender de un ritual de la simbología, pero mi aprendizaje como ser individual dónde está? el saber vivir,  cómo vivir y cómo comenzar a aceptar vivir en otra forma de la materia? la muerte, otro aprendizaje más ¡¡¡.
Debemos como seres humanos saber cuál es la mejor manera de aprender así podemos, optimizar la inteligencia que nos caracteriza y con ello pensamos mejor, analizaremos mejor, aprenderemos a entender que lo sencillo  es la complejidad decantada.
Hoy en día el mundo le apuesta a la innovación y la tecnología, pues el mundo mide su desarrollo, crecimiento y su competitividad por su producción en termino cuantitativos, pero no podemos dejar de un lado las ciencias sociales, las humanidades que analizan el comportamiento humano en todas sus variantes.
Debemos entender que  el aprender  y  la inteligencia  no solo se trata de leer, subrayar  o de pretender una vida intelectual,  sino de entender y de enseñar a los demás que la vida se trata de aprender a pensar mejor  para así tener el “secreto” de tomar la decisión adecuada para  vivir mejor y la fortaleza para actuar conforme al pensamiento en una palabra:  ser coherentes con nuestro pensamiento, el sentimiento y el actuar,  así podremos descubrir cuál es nuestro verdadero aprendizaje como consecuencia lógica de la toma de una decisión.
El aprendizaje solo lo marca cada uno en su ser interior y somos nosotros quien lo califica y valora conforme al concepto de ética y moral que precede nuestra existencia y que condiciona nuestro presente,  proyectando un futuro de decisiones con una capacidad crítica superior a un abanico de situaciones por vivir.
Como hombres y mujeres  libres y de buenas costumbres tenemos  el reto de aprender a re-pensar lo que nos han enseñado a través de la historia, en nuestras vidas dando el valor que se merece a nuestro aprendizaje.
Aprender a pensar – inteligencia- aprendizaje términos diferentes pero entrelazados, la masonería no se aprende en las hojas de los libros o en la páginas web de nuestros computadores que ayudan a calmar nuestra curiosidad investigativa de algo oculto o discreto, nos ayudan a explicar símbolos y descubrir secretos. Que a la final no son tan secretos,  están con nosotros desde la concepción.
La masonería se estudia con el sistema  de educación normal que todos conocemos, la tradición oral, escuchando, observando, analizando y aprendiendo de las personas a nuestro alrededor sin importar su grado, oficialía o regularidad   en la masonería todos tenemos algo que enseñar y todos algo que aprender. Es su esencia humana no la forma administrativa del taller.
El que, como, cuanto, cuando, para que, donde y de qué manera debe saber un masón está en todos los rituales, es allí donde se hace el cambio en cada iniciado y ese cambio es su propio aprendizaje.
Se nos pregunta que debe saber un maestro masón: debe saber que debe  fortalecer sus competencias y habilidades para escuchar, observar, analizar, ejecutar y aceptar los resultados con la madurez de hacer los ajustes necesarios desde lo individual formando el colectivo de la humanidad, buscando así la unión de los hombres y mujeres, así podrá ser un hombre bueno, bondadoso, indulgente, dulce, afectuoso, agradecido, modesto, justo, dispuesto a perdonar, a hacer el bien sin importar a que amigo o no, es su deber ayudar a conocer y explicar su error como hermano que es,  eso debe saber un M:.M:.para que su aprendizaje sea justo y perfecto…
Debe entonces, conocerse a sí mismo, amarse  para así poder conocer , respetar y ayudar  a los demás logrando entre todos  el restablecimiento de una sociedad donde impere la LIBERTAD, LA IGUALDAD y la FRATERNIDAD.
 
Es mi palabra,
V:. M:.
LAFS
M:.M:.
Resp∴ Log∴ No.  2053  al Ori∴ de Armenia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *